La cantera auriazul se fue con los seis puntos en su visita al Decanato

PRENSA ANGOSTURA F.C. / OTTO MALDONADO (@OttojoseM).

En El Decanato de la Universidad de Oriente, se efectuó una jornada más de la Serie Oro 2018 donde las categorías sub14 y sub16 disputaron la fecha 4 del Torneo Apertura, ante su similar de Atlético Angostura, en el Derbi de Ciudad Bolívar. En una jornada positiva para las dos categorías ya que ambas  ganaron sus partidos.

Buena victoria

A primera hora la sub14 jugó contra Atlético Angostura en el Decanato de la UDO. El resultado del partido fue un peleado 2 a 1.

Angostura tenía la posesión del balón, pero el mal estado de la cancha  no ayudaba al equipo,  haciendo que los pases no fueran precisos o se quedaran cortos. En una jugada que parecía aislada, un centro por derecha encontraría a  Diego López para marcar el primer gol del partido.

En la segunda parte el torbellino Auriazul se mantenía con el dominio del juego, un tiro libre cobrado de gran manera por Diego López pondría el segundo gol del encuentro y en su cuenta personal. En el descuento, Atlético Angostura convertiría un penal para marcar el resultado final.

Goleada contundente

En el segundo encuentro del día, la Sub-16 también tendría un resultado positivo ganando el encuentro 3 a 1. Desde el inicio comenzó la disputa en el medio campo, la cancha fue factor ya que como era de arena, la pelota quedaba picando en el medio o se quedaba muy atrás cuando el jugador avanzaba con ella.

Un contragolpe del Torbellino Auriazul culminaría con un  remate al área que se estrelló en la mano de un defensor local, para que el juez principal decretara la pena máxima. Sergio Álvarez marcaría el primero con un disparo bien pegado al palo derecho.

Angostura comenzó a generar más peligro al área rival  y consiguió un tiro libre directo, que Sergio Álvarez convirtió en gol. A partir de allí, el conjunto local se iría en busca del empate, otorgando más espacios, los cuales no desperdiciaría Sergio Álvarez, quien marcaría su hattrick luego de un potente derechazo al ángulo inalcanzable del guardameta local.

Deja un comentario